domingo, 16 de julio de 2017

RESEÑA: Favor por favor








TÍTULO: Favor por favor
TÍTULO ORIGINAL: Pay it forward
EDITORIAL: Umbriel
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1999
Nº DE PÁGINAS: 261
ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA: Pay It Forward (2000)









Como a mucha gente, al joven Trevor McKinney le gustaría hacer del mundo un lugar mejor. Por eso, cuando su profesor de estudios sociales, le proponga a su clase que haga un trabajo voluntario; que está nada más y nada menos relacionado con cambiar el mundo, Trevor ideará un curioso y elaborado plan para llevar a cabo su propósito, pero sobre todo, intentará reunir a su familia de nuevo.



No sé si conoceréis esta novela. Ni siquiera sé si sabréis que Cadena de favores, película protagonizada por Helen Hunt, Kevin Spacey y Haley Joel Osment, está basada en este libro. Yo por lo menos, conocía la película, puesto que me la recomendaron y tuve que hacer un trabajo sobre ella y sobre los valores que desprendía esta.
Así, que un libro no sea conocido no quiere decir que sea menos bueno. Puede ser, pero no siempre se da el caso. Por ejemplo, Favor por favor no es una novela mala, aunque tampoco es "para tirar cohetes", como suelo decir. Al menos entretiene y es bastante "normalita", que hay libros que no le dan ni a una piedra. ¡Je je!

Bueno, el caso es que no sabría que palabras utilizar para definir el libro. Si tuviera que decidirme, escogería al azar las palabras ilusión, dolor y originalidad. Sí. Estoy completamente segura. ¿Por qué?, preguntaréis.
Pues bueno...
Favor por favor es un libro curioso. Como habréis visto, si ya habéis leído el libro, la idea que se le ocurre a Trevor para cambiar el mundo es bastante simple a primera vista, pero llevarla a cabo también tiene su truco. Ya os adelanto que Trevor tendrá que sufrir un poco a lo largo del libro, pero que a pesar de todo, no se rendirá. Por eso nos transmite dolor e ilusión y gracias a eso, podemos empatizar con el protagonista y volvemos a sentirnos niños.
Los personajes son magníficos. Me encantaron las personalidades emprendedoras de Trevor y de su profesor. Trevor es un chico alegre, dulce, constante y por supuesto, es muy inteligente. Como he dicho antes, tiene mucha ilusión y nunca se rinde a pesar de las veces que se cae a lo largo de la historia. Se caerá en muchas ocasiones, pero siempre se vuelve a levantar con energías renovadas, transmitiéndolas a aquellos que lo rodean. Por otra parte, Reuben, su profesor es un hombre muy valiente y culto, que ha sufrido mucho a lo largo de su vida, pero que tampoco se da vencido muy fácilmente. ¡Ah! Y tampoco puedo olvidarme de Arlene la madre de Trevor. ¡Qué mujer, por dios! Puede ser muy delicada y encantadora por fuera... Vamos, que parecía una muñequita de porcelana, si os soy sincera... Pero, como la describe Catherine Ryan Hyde, es una mujer con carácter y con rígidos principios que también pasa por un mal trago a lo largo del libro:  es alcohólica y su marido la abandonó hace tiempo. Está sola y tiene que ganarse la vida como puede, teniendo a veces que recurrir a ciertas profesiones un poco drásticas y nada comunes para criar a Trevor a duras penas.
Sin embargo, a la autora le ha faltado pulir un poco la novela. Por ejemplo, la narración en ciertos momentos, es terrible. Y no creo que esté exagerando. Las frases en la novela son muy complejas y largas. Así que cuando me encontraba con esas oraciones de tres o cuatro líneas con  siete comas y sin ningún triste punto y aparte, me entraban unas ganas locas de cerrar el ebook y abandonar la lectura. A ver Catherine, sin ofender, pero creo que tenías muchas cosas que contar. Muchos valores y muchos detalles que asimilar para nosotros los lectores. A mí también me pasa. Me enrollo y es muy difícil que pare. Pero eso... ¿A quién se le iba a ocurrir eso? A mí no por lo menos. No me creía Al menos le di una segunda oportunidad y lo acabé. Por eso estoy aquí haciendo esta reseña. ¿No creéis?
Por otra parte, no he encontrado ningún elemento que hiciera que me encogiera ni me estremeciera de la emoción. Ni giros de 360 grados, ni cambios drásticos de los personajes (sin contar el de Trevor, que madura tras realizar su proyecto) ni nada del otro mundo. ¿Que queréis que os diga? Esa es la cruda realidad.
Y el final, pues es más crudo todavía. No os creáis que ya lo habréis visto todo.
Tras una lucha continua por cambiar el mundo un POCO FRUSTRADA y tras CONSEGUIR QUE ARLENE Y REUBEN QUEDEN JUNTOS A PESAR DE SUS DISPARES PERSONALIDADES , vosotros los lectores, os encontraréis con un final abrupto y muy pero que muy triste. Bastante inesperado y desgarrador, la verdad. Aunque también es cierto que no todos los finales tienen que ser felices.  La vida es muy dura e injusta, y esto también se ve en este libro. No solo en el final, sino en todas sus páginas. Aunque la parte más triste es el final,  que a pesar de que no me gustara su desarrollo, me dio un poco de pena. ¿A quién no, vamos? Todo pasa muy rápido. Mejor dicho, a la velocidad del rayo (para que voy a mentir) y por tanto, te quedas un poco desconcertado: en un temporal estado de shock. Puede que Hyde lo hiciera a propósito, para desconcertar más al lector e impresionarlo más todavía.
En resumen, Favor por favor es una novela desgarradora que nos demuestra con creces que un simple gesto, una simple idea puede cambiar la mentalidad de las personas y tal vez, hacer que el mundo sea un lugar mejor.
¿Os imagináis que hubiera un Trevor McKinney aquí? ¿Se os pasaría por la cabeza que esa persona fuese un amigo vuestro? ¿O que viviera en vuestra propia casa? ¿Sois vosotros esa persona y estáis esperando a tener una buena idea que poner en práctica?
Quien sabe, queridos lectores. Estaría bien que hubiera alguien así, que fuera capaz de cambiar la mente de tantas personas. Porque como dice el protagonista, podemos arreglar otra cosa más, algo que no sea nuestra bicicleta. ¿No creéis?


7
ES CONMOVEDORA, PERO NO LLEGA AL SOBRESALIENTE.
HYDE ENSEÑA QUE ANTES DE CAMBIAR EL MUNDO, HAY QUE CAMBIAR A LAS PERSONAS.
¡BUENA ENSEÑANZA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario