martes, 11 de abril de 2017

RESEÑA: Cuando me veas








TÍTULO: Cuando me veas
AUTOR: Laura Gallego García
EDITORIAL: Cross Books
Nº DE PÁGINAS: 382







Tina es una chica especial, aunque nadie es capaz de percibirlo. Normal, ella nunca ha llamado la atención: ni en el instituto, ni en su casa, ni en ninguna parte. Parece que no existe.
Sin embargo, pasa el tiempo y Tina quiere hacerse notar. Quiere que sea reconocida por su carácter y por  sus logros: por ser ella misma.  Así, marcada por un suceso macabro que ocurrió años atrás, Tina utilizará una manera especial para "darse a conocer".



A mí, no me gusta la literatura fantástica, queridos lectores. No podría decir que la odiara, sino que nunca me ha llamado especialmente la atención; pero como todo el mundo, tengo mis "debilidades literarias".
Sí, queridos lectores. Hay autores con los que disfruto sí o sí, a pesar del género que estén escribiendo: romántica, novela histórica, novela negra, novela de humor... Y Gallego es una de ellas . Es conocida por sus novelas de literatura fantástica y a mí me encantan. Me hace disfrutar de la lectura. Hace que me imagine personajes inolvidables y mundos fantásticos. Así que si alguna vez traigo alguna reseña de literatura fantástica, ya sabéis de quién será ese libro...


 Cuando me veas es el décimo libro que he leído de Laura Gallego y  he podido ver que cada vez, la autora sorprende más. En verdad, todos los libros que he leído han sido de mi agrado. A ver, ha pasado lo normal. Lo que normalmente suele pasar. A veces, los libros te gustan, pero se quedan un poco cortos en ciertos aspectos. Otras veces son muy pesados. En algunas ocasiones, son tan sencillos que te quedas con ganas de más y te decepciona bastante... Sí. Son muchas cosas las que pueden pasar con los libros.
Pero bueno, hoy no estoy escribiendo en el blog para hablar de Laura Gallego, sino para hablar de un libro en concreto de esta autora. Así que a partir de ahora me voy a dejar de milongas y voy a ir más directa al grano.
Creo haber dicho cuando comenté el booktrailer del libro , que tenía muchas ganas de leer Cuando me veas (ver el comentario aquí). ¿Por qué? Muy fácil. Cuando alguien dice  Memorias de Idhún o Crónicas de la torre, ¿qué se nos viene a la cabeza? Fantasía, aventuras y magia.
Pero en esta ocasión, la autora ha dejado aparcada un poco la fantasía para sumergirse en otros géneros literarios totalmente diferentes. Y eso, me ha llamado especialmente la atención. Una buena autora, una autora atrevida, es aquella que le gusta innovar y que por tanto, aplica esos ligeros o grandes cambios en sus novelas. A veces, hay autores que son innovadores pero cuando cambian de género... Eso se nota bastante y al principio, choca un poco al lector. Se les da mejor ese género al que estamos acostumbrados a ver, que el otro que han probado. Sin embargo, si eres un todoterreno como acaba de demostrar Laura Gallego, que sabe desenvolverse a la perfección en terrenos desconocidos, pues... ¡no hay problema!
Sí, Gallego ha cambiado el chip totalmente. Hay gente que no le ha gustado esto y que por ello, no está totalmente satisfecha, pero en mi caso, yo si lo estoy. Creo que de esas 10 novelas que me he leído, esta es mi favorita. ¿Por qué? 
Para empezar, la narración de Cuando me veas es ágil y por tanto, no hay detalles superfluos que entorpezcan el desarrollo de la  historia. Yo, por ejemplo, terminé Cuando me veas en 2 días. 
Bueno, y aparte de eso, también es un libro muy interesante. Tengo que reconocer que en las primeras páginas no me atrapaba demasiado. Me parecía un poquito infantil y nada entretenido, pero a partir del nudo, todo cambió. Por la noche, sentía pena de soltar el libro y al día siguiente, iba con ganas de seguir con la lectura. Con la intención de acabármelo.
Además, los temas que tratan... No hay que pensar mucho para deducir que Cuando me veas es una novela destinada a los jóvenes, pero no es el típico libro empalagoso en el que la chica depende para todo del chico, que lo único que piensa es en él, etc... NO. En este libro hay amor, pero el amor se presenta en menor medida que otros libros juveniles. Los personajes eran muy jóvenes y no me hubiera gustado que el amor predominara mucho en la historia.
En vez de eso, se habla abiertamente otro tipo de temas como el acoso escolar, el racismo, la aceptación personal, bandas rivales (cosa que no vemos normalmente en una novela), violaciones, entre otros tantos. Esto, me ha recordado un poco a Jordi Sierra i Fabra, que también habla de temas de la actualidad o incluso de temas tabú en nuestra sociedad con mucho desparpajo y facilidad. Temas de los que nos cuesta hablar.  A ver, Gallego no ha llegado a la altura de este escritor, porque ambos tienen su estilo y Jordi Sierra i Fabra me parece un escritor irrepetible y único, con su punto especial. Aunque Laura Gallego, nos transmite ciertos mensajes, cosa que Sierra i Fabra no suele hacer.
Ahora, paso a hablar de los personajes. Normalmente, el personaje que me suele gustar más es el protagonista, pero en esta ocasión mi personaje favorito es Salima, la mejor amiga de Tina. Su fuerte carácter y su temperamento "me cautivaron" desde el primer momento y además, Salima, es una chica que siempre dice lo que piensa y que no se deja llevar fácilmente por los demás. Tina, también es un personaje muy peculiar, cuya timidez a veces no la deja desenvolverse con normalidad. A lo largo de la novela, podemos ver cómo poco a poco, va creciendo como persona y va adquiriendo pensamientos y acciones más propios de una"mujer adulta", aunque a veces, tengo que reconocer que me recordaba a la típica adolescente rebelde que tiene una mala relación con su madre. Yo con lo primero he disfrutado mucho. Es bonito que a lo largo de un libro, veas la evolución de  los personajes y puedas ponerte en su piel: poder ver lo que piensan y sienten con una pasmosa y facilidad. Tina es una chica valiente y lo que solamente quiere es ser aceptada. Encontrar su lugar en el mundo. Eso es lo que queremos todos los adolescentes, ¿no? Caer bien y ser queridos y recordados por como somos. No tenemos por qué ser famosos ni hacer nada fuera del otro mundo para conseguirlo. Solamente hay que ser uno mismo y hay que luchar por lo que queremos. ¡Oh! Y luego, está Rodrigo. En mi opinión, Rodrigo es el peor personaje. El peor formado de todos, quiero decir. En Cuando me veas, parecía el típico personaje traumatizado por su pasado y que por tanto, aquel que quiere tomarse la justicia por su mano. Pero paulatinamente, el personaje va cambiando y cada vez, me fue cayendo mejor. En resumen, todos tienen su punto especial: Rodrigo y Salima quieren cambiar el mundo. Quieren gritar a los cuatro vientos sus principios e ideales y actúan como superhéroes: aquellos que siempre vencen a los villanos. Mientras que Tina prefiere mantenerse al margen de todo, aunque también quiere dejar de ser la chica invisible. La chica sin amigos. La chica con notas demasiado "normalitas".
Y el final...
Queridos lectores, eso no me lo esperaba. Cuando leí el final y después, ese epílogo... No me creía que eso fuera verdad. Literalmente, me quedé en estado de shock. ¡Dios mío! ¡Es que el libro no puede ser autoconclusivo! Laura, ¡la historia tiene que continuar! De alguna manera, me da igual la que sea, pero tiene que continuar sí o sí. ¿Creéis vosotros lo mismo, queridos lectores?
En resumen, odio los finales abiertos. Odio los finales tristes. Odio todo aquello que no tenga un final feliz y no soporto ver ni leer la victoria de los malos. Pero bueno, ¿qué le vamos a hacer? La vida tampoco es de color de rosa en los libros. Ni en los juveniles ni en los adultos. Y sí. Desgraciadamente, los villanos también vencen a los superhéroes.


8

 LOS VERDADEROS SUPERHÉROES  NO SON LOS QUE LLEVAN TRAJE ESPECIAL.
MUCHAS VECES ESTÁN DELANTE NUESTRA Y NI SIQUIERA NOS DAMOS CUENTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario