lunes, 22 de agosto de 2016

RESEÑA DE CINE: My Sister´s Keeper

FICHA TÉCNICA

  • TÍTULO: La Decisión de Anne
  • TÍTULO ORIGINAL: My Sister´s Keeper
  • DIRECCIÓN: Nick Cassavetes
  • PRODUCCIÓN: New Line Cinema y Gran Vía Productions.
  • MÚSICA: Aaron Zigman
  • FOTOGRAFÍA: Caleb Deschanel
  • GUIÓN: Jeremy Leven y Nick Cassavetes
  • PAÍS: Estados Unidos
  • AÑO: 2009
  • ELENCO: Cameron Diaz, Jason Patrick, Abigail Breslin, Alec Baldwin, Sofia Vassileva, Evan Ellingson...






SINOPSIS

Desde los dos años de edad, Kate Fitzgerald ha padecido un tipo de leucemia muy extraño. Ella necesitaba un donante, pero nadie de la familia era compatible. Por eso, sus padres concibieron a Anna (su hija más pequeña), la cual siempre someten a importantes operaciones para salvar a su hermana.
Sin embargo, cuando Anna tenga que donar uno de sus riñones a Kate, ya entre la vida y la muerte; la chica intentará por todos los medios conseguir la deseada emancipación médica.

OPINIÓN PERSONAL

Cuando vi esta película hace menos de un año, no me desagradó demasiado. Es verdad que en la historia del cine hemos encontrado muchas obras cinematográficas cuyos temas versan de enfermedades como Camino, Bajo la Misma Estrella, Planta 4º, entre otras muchas más que nos hacen llorar por lo tristes que son o por sus finales, algunos más bonitos que otros pero muy semejantes entre ellos, aunque es verdad que muchos cinéfilos no se casan de ver este género a pesar de esos pequeños detalles...



Debido a estos motivos, me lancé a leer la novela de la cual habían hecho la adaptación: La Decisión Más Difícil (leer reseña clickando aquí) y tras finalizar mi propósito, me llevé una desagradable sorpresa.
Sé que hay muchas películas basadas en libros. Algunas son más fieles a la base, pero otras no tienen nada que ver con la historia o se cambian numerosos detalles y hechos en la película, haciendo que se pierda mucho. Así, creo que La Decisión de Anne es del segundo tipo. Puede ser muy bonita, tanto por la historia de la que trata, los diálogos o su desarrollo, pero si se trata de una adaptación de la novela de Jodi Picoult...¿por qué hay tantas diferencias? No tiene por qué conservarse todo, porque es imposible que  aparezcan tantos elementos en un largometraje, pero pienso que lo que el lector siente cuando lee el libro, se tiene que repetir cuando se está viendo la película, haciendo que el espectador logre sentirse cómodo con ella y la disfrute.
Para empezar, en español no se conserva el mismo título, aunque en inglés si se hace. Vale, no hay mucha diferencia pero, de todos modos cuenta con ella. Luego, se pueden encontrar muchos otros cambios a medida que va pasando el tiempo. Creo que ya muchos habéis visto La
Decisión de Anne y los que no lo han hecho pero tienen ganas de hacerlo, no pienso que quieran conocer esos pequeños y grandes cambios. Sin embargo, si os ha picado la  curiosidad, aquí os dejo un enlace de uno de mis blogs favoritos, donde podéis consultarlos (Haced click si queréis spoliers). ¡Oh, y el final del libro! ¡Eso fue lo que menos me gustó! Todo da un giro de 360 grados y ni siquiera te lo esperas tras haber salido bien, en el que creías que ya todo estaba conseguido y de pronto, ¡zas!, las ilusiones de los protagonistas se van al garete. Y entonces, te llevas las manos a la cabeza y te dices... "¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede acabar de esa manera? ¡Si es imposible!"
Sin embargo, en la película, os adelanto que es muy, muy diferente. Lo que más han cambiado. En la adaptación te puedes imaginar lo que pasará, ya que es deducible a partir de cierto punto, pero en el libro no. Y eso no me ha gustado. Hubiera sido una película más "original" si la hubieran mantenido, pero pienso que Cassavetes ha querido hacer una adaptación más fiel al resto de largometrajes del mismo tema.
Luego,  sin tener en cuenta que está basada en la novela de Jodi Picoult ..., ahí cambia la cosa. 
Nick Cassavetes nos trae una película dulce y de lágrima fácil, que atrapa a los cinéfilos más sensibles y los entretiene hasta el último minuto, como cualquier otra de las que nombré anteriormente. El elenco está formado por buenos actores que saben ponerse en la piel de los personajes  bastante rápido, mientras empatizan con ellos, logrando crear un ambiente dramático que en ocasiones, suele ser un tanto pesado.
No puedo decir que La Decisión de Anne sea diferente y original comparándola con otras películas. Es muy parecida a otras que he visto y la mayoría tener los mismas características y lo que puede sentir el espectador cuando se encuentre delante de ella no suele encontrar gran novedad. Por ejemplo, se combina el amor, la amistad, las peleas, la lucha por seguir adelante, una pizca de rendición en ciertos momentos...
¡Hay que ver cómo se puede romper una familia tan rápidamente!
La enfermedad es uno de esos elementos que la provocan. Todos quieren hacer que esa persona se sienta mejor. Quieren que disfrute y que vuelva a ser un niño que sea alegre, sonría y que disfrute de la vida, llegando al enfermizo punto de no prestar atención a otras cosas y personas muy importantes. Es triste que el resto de tus hijos no reciban el cuidado y el cariño necesario porque tú estés obcecada con uno de ellos y que por ello, éstos intenten hacer cosas irremediables, cosas de las que se podrían arrepentir años más tarde, con la finalidad de ser atendidos por sus padres.
En resumen, La Decisión de Anne cuenta con un mensaje muy importante. Es muy bonita y dulce. En mi opinión, podríais disfrutarla como película en sí porque como adaptación, os prometo que os llevaríais un enorme chasco.


7,5

UNA PELÍCULA DULCE Y EMOTIVA QUE 

OS HARÁ LLORAR, PERO...

NO SE PARECE MUCHO AL LIBRO QUE 

LEÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario